Home

Diario YA


 

Las colas del hambre vuelven a crecer en las últimas semanas

Las colas del hambre vuelven a crecer en las últimas semanas de julio al dilatarse en el tiempo la crisis de la pandemia y la falta de ayudas a las familias como paro o ERTEs sin ingresar, agravado por el cierre de comedores y centros sociales durante las vacaciones del 15/07 al 15/09.
El Banco del Bebé de la Fundación Madrina se queda este verano como Centro vital de reparto en Madrid por la gravedad en el tiempo de la crisis y el cierre por vacaciones de los principales centros de reparto.
Se han repartido en esta pandemia más de 574 toneladas de alimentos y material de higiene de Bebé.
Gracias a la fundación han nacido en lo más duro del confinamiento - cuando los centros de salud estaban cerrados- más de 300 bebes, que han tenido seguimiento ecográfico, analíticas y acompañamiento con “voluntarias madrinas.
Actualmente el “tsunami” del COVID son las situaciones de calle especialmente para madres solas, gestantes o familias con menores a cargo por impago de alquileres. Los “pueblos madrina” son la solución
• Fundación Madrina sigue repartiendo a 2500 familias diarias con bolsas de comidas y menús diariamente, el 60% de lo que hace actualmente las cocinas de World Central Kichten, además de los menús de las cocinas Miele, Unicio, 80grados, entre otros restaurantes colaboradores.
• Más de 7 toneladas de alimentos salen diariamente del Banco del Bebé, habiéndose distribuido cerca de 1 millón de menús repartidos por toda la Comunidad de Madrid y en colaboración con los servicios sociales, gracias a los más de 400 voluntarios de la Fundación que han colaborado en tareas de carga, reparto y distribución.