Home

Diario YA


 

Cartas al director

Señor director:

Leo con interés el emocionado artículo que escribe en su diario digital el señor Alejandro Fernández Pombo, otrora director del periódico. Me parecen muy dignas de atención todas las opiniones que nuestros mayores nos aportan y en absoluto querría que esta carta fuese interpretada como signo de desprecio a todo el acervo que los ancianos pueden donarnos en herencia.
Pero en dicho artículo leo las loas que don Alejandro hace al centro político. Sin embargo, desde mi poca experiencia comparada con la veteranía del señor Pombo, y desde mi humilde opinión, me extraña que una persona de criterio como seguramente él lo es haga una defensa a capa y espada de esa doctrina de la no-doctrina llamada "centro".
Porque así es: el centro no apuesta ni por una cosa ni por otra; el centro no se arriesga ni por esto ni por aquello; el centro no se expone ni por un lado ni por el otro; el centro, en definitiva, es la no-doctrina adecuada para los que actúan como corchos en la vida política: gobierne quien gobierne, ellos siempre están en la superficie (véase como ejemplo a Martín Villa, centrista de pro, que no se ha bajado de coche oficial desde los dieciocho años, gobernase Franco, la UCD, los socialistas o el PP).
Creo que la definición más exacta sobre la esencia sin esencia del centro es una de andar por casa, aunque no por eso menos válida: el centro es ni chicha ni limoná.

Fdo: Sr. D. Siro de Diego Nos 

(Madrid)